Nota

R9 o de los botines de fútbol personalizados

por Adam Vázquez
Universidad de Saskatchewan

Fue gracias a Francia 98 que me aficioné por el fútbol. Tenía nueve años y por fin podía apreciar un evento de esa magnitud. En mi casa no son muy futboleros, por lo que no recuerdo para nada esa final de 1994 en que Roberto Baggio le dio la cuarta copa a la Selección Brasileña con uno de los penaltis fallidos más recordados de la historia de las Copas del Mundo, al lado de los de Zico y Platini en el 86. En esa ocasión un jovencito brasileño de nombre Ronaldo Luís Nazario da Lima, ídolo de mi infancia, se coronó campeón del mundo a los 17 años sin haber jugado ni un sólo minuto en un equipo cuya delantera contaba con Romario y Bebeto.

eba171b074083a8f2b3001b9da50877f

Nike Tiempo Premier 94

La creciente incursión de Nike en el mundo del soccer y el desarrollo de Ronaldo fueron paralelos aunque no iniciaron al mismo tiempo. Nike había estado muy ocupada con Michael Jordan, pero ya que el mundial de 1994 se realizaría en Estados Unidos decidieron seguir el ejemplo de Adidas que desde 1992 había contratado varios jugadores para promocionar el modelo de zapatillas Questra.

adidas-questra-finale-cup-1

Adidas Questra ca 1994

Varios jugadores firmaron contrato con Nike para promocionar sus productos, particularmente los botines. Nike ya había hecho un comercial para la Copa del mundo de 1994 en la que figuraban Romario y Bebeto, entre otros, utilizando los Tiempo Premier 94, pero para la Euro de 1996 se lanzó un anuncio fundamental, favorito entre muchos, y quizá el que marcó el inicio de una serie de comerciales que reunía a varios de los mejores futbolistas para participar en juegos de fútbol fantásticos. Sí, ese anuncio en el que Eric Cantona subía el cuello de su playera y antes de anotar un fulminante gol decía “au revoir”, también vio, ya no a Romario y a Bebeto, sino a Ronaldo como el brasileño más habilidoso del momento.

Para el mundial de Francia, el equipo nacional de Brasil llegaba de la mano de Nike con un nuevo anuncio en el que reaparecía Romario, quien finalmente no formó parte del equipo, pero en el que la estrella definitivamente era Ronaldo. La empresa se traía algo más entre manos y es que Ronaldo, que ya contaba con dos FIFA World Player Awards y un Balón de Oro, era la gran promesa del certamen y el indicado para promocionar la marca. Nike tenía que renovarse, pues aunque es cierto que los Tiempo Premier le habían dado la copa a Romario y a Bebeto, también eran los que Cantona llevaba puestos cuando decidió atacar a un aficionado después de recibir una tarjeta roja. Si un jugador que anteriormente había ganado ambos premios en 1993 tuvo sus propios botines para asistir al Mundial —los Diadora Assist 10 Roberto Baggio, que lamentablemente fueron retirados del mercado porque fueron señalados como los culpables de que fallara el penalti de la final—, Ronaldo estrenaría la primera versión de los botines Mercurial Vapor que aún están vigentes. Los botines tenían en la parte superior de la lengüeta un logotipo con dos caracteres: R9.

2734258-klekt-diadora-assist-ii-id-roberto-baggio-90s-vintage-nos-ds-deadstock-26565-307-kicks-shoes-sneakers-normal

Diadora Assist 10 Roberto Baggio. En la etiqueta se puede ver una fotografía del 10

Esos botines y esos caracteres se convirtieron en rasgos distintivos del delantero, había mucha expectativa con respecto a Ronaldo. Lamentablemente conocemos bien su historia en ese mundial. Anotó cuatro goles pero no le alcanzaron para ser campeón del mundo (uno fantástico contra ese equipo holandés que tenía a Van der Saar, Cocu, los de Boer, Overmars, Kluivert y desde luego, Dennis Bergkamp). Varios médicos aseguran que Ronaldo no debió jugar la final contra el equipo de Zidane ya que sufrió convulsiones previo al partido, pero se dice que por presión de Nike el delantero saltó a la cancha. Destino inevitable, nuevamente unos botines personalizados eran usados por quien tendría que conformarse con ser subcampeón.

Imagen relacionada

Primer modelo de Nike Mercurial Vapor fabricados especialmente para Ronaldo en 1998

Aun así, Ronaldo en la Serie A nos daría excelentes partidos en los que destrozaba a las defensas. En apenas 19 participaciones de liga, Ronaldo anotó 14 goles en el torneo 1998-1999. Además ganó junto con su selección nacional la Copa América y fue el goleador del certamen con cinco goles junto con Rivaldo. Fue también ese año en que mi papá me regaló un par de esos botines. Gran estrategia de marketing, pero gracias a mi nuevo calzado, yo me imaginaba delantero del Inter de Milan, compañero de Iván Zamorano.

Hay un capítulo muy oscuro dentro de la carrera de Ronaldo. El delantero sufrió una lesión de rodilla que lo alejó primero seis meses y después más de un año de las canchas. Pero también todos sabemos que Ronaldo obtuvo una recompensa por su perseverancia: esa lesión sólo sirvió para afianzar su carácter de héroe de relato fantástico, resurrecto de entre los muertos. Para Corea y Japón 2002, Nike diseñó un modelo exclusivo de las Mercurial Vapor con las que ganaría la Copa del Mundo, el título de máximo goleador y además rompería un récord hasta ahora imbatido: la última vez que un máximo anotador de Copa del Mundo anotó más de 7 goles fue cuando Gerd Müller anotó 10 goles en México 1970 y, hasta la fecha, el que más se ha acercado es James Rodríguez con seis. Ronaldo anotó ocho goles incluyendo los dos de la final frente a Oliver Kahn.

115750

Tiempo Legend V

Ronaldo fue un gran delantero en el Real Madrid. Zidane siempre ha dicho que si pudiera escoger un delantero para su equipo ideal escogería a Ronaldo. Vino el Ronaldo más pequeño, Ronaldinho Gaúcho, y a pesar de que el 10 del Barcelona era en ese entonces quien se llevaba los reflectores, cuando Nike dentro de la campaña de Joga Bonito promocionó botines nuevos y diseñó los Tiempo Legend V para Ronaldinho que incluían en la lengüeta los caracteres R10, no pudieron no extender la misma cortesía a quien hasta entonces había sido su mejor aliado. Hubo un tiempo en que tuvimos este par de anuncios al mismo tiempo:

Ronaldinho es sólo uno de los sucesores de esta tradición. Para la Alemania 2006, aquel mundial del panenka a Buffon y del cabezazo a Materazzi, Zidane traía botines diseñados sólo para él: los Adidas Predator Absolute Gold.

e9d9fbb64dc1dfd5e4dfb1df164a46aa

Adidas Predator Absolute Gold

Es evidente que los dos jugadores más importantes de la última década, Cristiano Ronaldo y Messi, también tienen sus botines exclusivos. El caso de Messi es quizá el más parecido al de Ronaldo, dado que por mucho tiempo los Mercurial Vapor, fueron sus botines exclusivos, al igual que los de Messi, fueron los Adidas Messi Platinum. Sin embargo, ahora se le ha visto llevar un modelo que ya no lleva su nombre aunque siguen siendo para él, los Adidas Nemeziz 17.

maxresdefault

Adidas Messi Platinum en honor a su 5º Balón de Oro

Por su parte Cristiano Ronaldo, quizá por accidente, tiene una relación de tensión, como todo pastiche, con el brasileño. En varias instancias hemos visto a Cristiano Ronaldo “usurpando” el lugar de quien Thierry Henry llamó en una entrevista con Rio Ferdinand “the original Ronaldo”. Recordemos que cuando Cristiano jugaba en el Sporting de Lisboa y tenía el número 28, en su playera se podía leer “C Ronaldo”. Posteriormente en el Manchester United ya con el 7 en la espalda, Cristiano Ronaldo se deshizo de la “C” para poder ser el portador principal de una camiseta que dijera “Ronaldo”. Cuando Cristiano pasó al Real Madrid, durante un año tuvo que usar el 9 ya que el 7 era de Raúl. Adidas le pidió a Ronaldo que agregara una “C” al inicio por temor de que los aficionados no compraran la nueva camiseta y reciclaran la que habían comprado en tiempos del brasileño, pero el portugués se negó en su intento de ser el único Ronaldo.

Un poco por accidente, Cristiano Ronaldo fue R9 durante un año; con la llegada de Mourinho, Raúl decidió irse a la Bundesliga y Cristiano pudo volver a usar el 7. De la misma manera, ahora utiliza versiones actualizadas de las Mercurial Vapor que vieron la luz en 1998. Cristiano, desde el texto de su playera hasta su calzado, es un homenaje vivo del delantero que seguramente admiró de niño como muchos otros. Ahora parece que cambiará el nombre del modelo y será Mercurial Superfly, pero en 2016 Cristiano Ronaldo todavía traía sus Mercurial Vapor

Nike-Mercurial-Vapor-X-CR7-2016-Boots (4)

Mercurial Vapor CR7 2016

Nike, a pesar de todo, aún no olvida al brasileño. Para celebrar los quince años del lanzamiento de los botines que Ronaldo usó en Francia 1998, sacaron una versión conmemorativa con el nombre de Mercurial Vapor XV.

r93

Y es que el tiempo ha pasado, y récords de goleo han sido rotos, Champions Leagues han sido ganadas y jugadores con el mismo nombre han emergido; pero para muchos, como para mí, Ronaldo sólo hay uno. No se puede negar su impacto sobre de la mediatización y comercialización del fútbol, de la misma manera que no se puede negar la calidad de su juego. Buffon y Pirés lo escogieron sin duda como su jugador brasileño favorito de toda la historia, Henry e Ibrahimovic lo tuvieron por modelo a imitar. No es posible olvidar a un jugador como él, y para mí tampoco es posible olvidar que a pesar de lo desagradable del oportunismo del marketing de Nike, se me ofreció la posibilidad de caminar en sus zapatos.

Anuncios